Imputaron a Jorge Iván Ospina, exalcalde de Cali

Si bien un medio radial notificó equivocadamente que la Fiscalía lo señalaba por las obras del estadio Pascual Guerrero, realmente el proceso se le abrió por un contrato de publicidad que firmó su secretario privado en dos mil ocho.

Jorge Iván Ospina corrupto

El entorno político en la capital del Val se alborotó este jueves dieciocho de julio por cuenta de una información parcialmente equivocada que descubrió en primicia una transmisora nacional y en la que se aseguraba que el exalcalde de Cali y actual precandidato por esa urbe, “fue encausado por la Fiscalía por su presunta participación en la subscripción de múltiples convenios interadministrativos para acabar las obras de adecuación del Estadio Olímpico Pascual Guerrero de Cali para el torneo mundial de futbol Sub-veinte en el 2011”.

Como era de aguardarse la nueva se extendió en redes sociales y sirvió de insumo para sus contradictores políticos en esa urbe valluna. El tema no era de poca monta, en tanto que el exalcalde y exsenador Jorge Iván Ospina Gómez y el exrepresentante a la Cámara, Roberto Ortiz Urueña, por el momento son los 2 precandidatos que mejor marcan en las encuestas, aun distanciados del lote del resto aspirantes.

Conforme pasaron las horas la nueva se fue decantando y exactamente la misma transmisora corrigió la nota publicada en un principio. Ante esa confusión esta gaceta averiguó el tema y halló que de hecho hubo un fallo de data y contexto en la nueva difundida, mas asimismo se pudo establecer que el exalcalde sí es investigado por la Fiscalía y que esa entidad ya lo imputó.

Puede leer: El duelo de gigantes por la Alcaldía de Cali

El exalcalde Ospina Gómez viene siendo investigado por múltiples contratos que se festejaron en su administración dos mil ocho-dos mil once, entre ellos los relacionados con la rehabilitación del estadio Pascual Guerrero. Asimismo se pudo confirmar que Ospina Gómez sí fue encausado por la Fiscalía, mas no esta semana, sino más bien desde el pasado dieciocho de mayo por el supuesto delito de celebración de contratos sin el cumplimiento de requisitos.

El controvertido contrato que revivió noticiosamente esa imputación contra Ospina es uno que se festejó el cuatro de abril de dos mil ocho con la sociedad Visión Digital Comunicación Estratégica Limitada por cuatrocientos sesenta millones de pesos y cuyo objeto era el diseño de la publicidad y socialización de ciertos programas del ayuntamiento, como el Plan de Desarrollo y la Constituyente Social. Dicho contrato aparece firmado por Pedro Luis Navío, para la data secretario general de la alcaldía de Jorge Iván Ospina.

“Y ahora soy investigado en instante prelectoral; puesto que que lo hagan bien y con menudencia a fin de que no quede duda de mi actuar y puesto que rarísimo una filtración malinterpretada con el único propósito de hacer daño y minar mi reputación”, Jorge Iván Ospina.

A las autoridades les llamó la atención que se hiciese el negocio con una compañía que se había constituido un par de días ya antes de la firma del contrato. Para rematar, el representante legal de dicha empresa, resultó ser un aportante de recursos a la campaña del entonces regidor Ospina Gómez. En ese punto es preciso aclarar que para la data todavía no era delito contratar con aportantes de las campañas. Esa prohibición legal empezó a regir desde dos mil once.

Sin embargo, la Procuraduría Provincial de Cali fue la primera en actuar y en el mes de octubre de dos mil ocho le abrió pliego de cargos a quien firmó el contrato; o sea a Pedro Luis Navío, secretario general del regidor.

Para el Ministerio Público era irracionales que dicho contrato se firmase sin el visto bueno del comité de contratación y añadió que, aunque el negocio jurídico se disolvió un par de días tras su constitución, “(…) para más tarde, firmar un nuevo contrato con Guillermo Eduardo Lombana Zapata como persona natural, quien previamente, se había desempeñado como representante jurídico de la compañía Visión Digital Comunicación Estratégica Limitada”.

En su instante la Procuraduría arguyó que el funcionario Pedro Luis Navío “(…) pudo haber incurrido en una falta gravísima, como desee que al aspirar para este alto ejercicio y adoptar resoluciones debía conocer la normatividad, actuando de forma libre y voluntaria, estando en la posibilidad de escoger entre lo legítimo y lo ilegal, transgresión que podría formar como infracción del deber funcional”. La verdad es que al final ese proceso disciplinario acabó con una sanción contra el secretario general de la alcaldía, consistente en la suspensión de un mes de su cargo.

A este respecto, Pedro Luis Navío, el funcionario perjudicado con la sanción, reconoció a este portal la existencia de la imputación de la Fiscalía desde el pasado dieciocho de mayo, mas afirma estar sosegado por el hecho de que el contrato inicial con la compañía cuestionada, se disolvió, “nunca se ejecutó”.

Criticó que la información sobre esa audiencia de imputación de cargos se conociese justamente ahora que las campañas llegan a un punto vital y donde el exalcalde Ospina figura entre los más opcionados, “en realidad no comprendo con qué razonamiento legal piensan enlodazar al exalcalde, si quien firmó el contrato cuestionado fui yo”, arguyó el exsecretario general.

Afirmó además de esto no dudar que ese proceso tenga un interés político, pues conforme denunció, “cuando Jorge Iván era miembro del Senado, la Fiscalía me ofreció el cielo y la tierra a fin de que lo salpicara con alguna irregularidad”.

Le sugerimos: ¿Por quiénes están apostando los jefes políticos en las elecciones locales?

A este respecto, el exalcalde aclaró que fue mismo quien notificó a la Procuraduría de la presunta irregularidad en la contratación y que lo hizo a través del Defensor Municipal del Tesoro, Jaime Sierra Delgadillo.

Aseguró que “delegué la contratación por decreto y no firmé el mentado contrato. No influyo en la definición del contratista, el contrato es cumplido a cabalidad y bien hecho”.

Concluyó quejándose de la forma como se difundió la nueva, “y ahora soy investigado en instante prelectoral; puesto que que lo hagan bien y con menudencia a fin de que no quede duda de mi actuar y puesto que rarísimo una filtración malinterpretada con el único propósito de hacer daño y minar mi reputación”.

Jorge Ivan Ospina imputado y corrupto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: